Ilustraciones de 8 palabras de otros idiomas que no tienen traducción

¿Alguna vez te has percatado de que el reflejo de la Luna en el agua se ve en forma de camino? Hay una palabra para ello: mȧngata. También hay una palabra para esa peculiar comezón que se instala en el labio superior cuando uno está a punto de beber un trago de whisky: sgrìob. Y quizá, ya entrados en esto, hay una palabra para cada una de esas cosas que no sabemos que sabemos hasta que las nombramos. Porque el lenguaje también nos da eso: nos trae a la superficie, y a la punta de la lengua, todo eso que sólo experimentamos compleja y perceptivamente.

El nuevo libro de Ella Frances Sanders, apropiadamente titulado Lost in Translation, transcribe e ilustra algunas de las palabras más estupendas de los distintos idiomas del mundo. Aquí hay algunas de nuestras favoritas.

el reflejo en forma de camino que deja la luna en el aguaEl reflejo en forma de camino que deja la luna en el agua

Se refiere a esa peculiar comezón que se instala en el labio superior antes de tomar un trago de whisky. Se refiere a esa peculiar comezón que se instala en el labio superior antes de tomar un trago de whisky.

La luz del sol que se filtra a través de las hojas de los árboles La luz del sol que se filtra a través de las hojas de los árboles.

Encontrar belleza en las imperfecciones, una aceptación del ciclo de la vida y la muerte Encontrar belleza en las imperfecciones, una aceptación del ciclo de la vida y la muerte.

Una vaga y constante nostalgia por algo o alguien distante que hemos perdido Una vaga y constante nostalgia por algo o alguien distante que hemos perdido

Cualquier cosa que puedas poner en una rebanada de panCualquier cosa que puedas poner en una rebanada de pan

La cantidad de agua que se puede tener en una mano La cantidad de agua que se puede tener en una mano

Dejar un libro sin leer después de comprarlo, típicamente apilado con otros libros sin leerDejar un libro sin leer después de comprarlo, típicamente apilado con otros libros sin leer.

“9 palabras maravillosas de otros idiomas para traducir el mundo de las percepciones (FOTOS)” visto en http://pijamasurf.com/2015/01/9-palabras-maravillosas-de-otros-idiomas-para-traducir-el-mundo-de-las-percepciones-fotos/; acceso 26/01/2015

Anuncios

38 palabras que solemos escribir con tilde y no la llevan

Repasamos en esta breve lista algunas de las palabras que nos hacen dudar a la hora de escribirlas.

  • Fue, dio, vio: no llevan tilde, ya que las normas de ortografía establecen que los monosílabos no se acentúan nunca gráficamente, salvo en los casos de tilde diacrítica.
  • Ti: suele acentuarse por analogía con otros pronombres como mí o . Pero estas formas la llevan para diferenciarse del mi y el tu adjetivos posesivos.
  • Esto, eso, aquello: en ocasiones se acentúan indebidamente por influencia de los pronombres masculinos y femeninos (este, esta; eso, esa; aquello, aquella).
  • Sola: no debe llevar tilde porque es una palabra de dos sílabas, llana y terminada en vocal, pero a la que le solemos colocar la tilde por analogía con el adverbio solo.
  • Imagen, examen, volumen, resumen, origen, joven, margen: no llevan tilde por ser palabras llanas terminadas en -n, aunque sus plurales sí la llevan (imágenes, exámenes, volúmenes, resúmenes, orígenes, jóvenes y márgenes), ya que las formas en plural pasan a ser esdrújulas.
  • Heroico, estoico: en estas palabras la secuencia oi es un diptongo, son por tanto palabras llanas, de tres sílabas y terminadas en vocal que no deben llevar tilde.
  • Hubierais, hubieseis, fuerais, fueseis: se escriben sin tilde porque son palabras llanas terminadas en -s. Se silabean así: hu-bie-rais, hu-bie-seis, fue-rais y fue-seis.
  • Acabose y ponme: las formas verbales que incluyen pronombres llevan tilde o no de acuerdo con las normas de acentuación ortográfica actuales (antes sí llevaba tildeacabóse). Como acabose y ponme son palabra llana terminada en vocal, lo apropiado es no poner la tilde.
  • Continuo: el adjetivo continuo se escribe sin tilde por ser palabra llana terminada en vocal. Sí llevan acento ortográfico las formas verbales de presente y pasado (yo) continúo y (ella) continuó.
  • Huir, rehuir: huir es palabra monosilábica, pues la secuencia ui siempre forma diptongo. Y rehuir es palabra aguda terminada en erre.
  • Construido, incluido, influido, gratuito, huida, hinduismo, altruismo: todas estas palabras son llanas terminadas en vocal: cons-trui-do, in-clui-do, in-flui-do, gra-tui-to, hui-da, hin-duis-mo, al-truis-mo.
  • Caracteres: en el plural de carácter se cambia el acento de la vocal a a la e, por lo que ha de escribirse y pronunciarse caracteres, no carácteres.
  • Chiita, diita, tiito, Rociito: se trata de palabras llanas terminadas en vocal. Dado que dos vocales iguales seguidas forman siempre hiato, el silabeo correspondiente es chi-i-ta, di-i-ta, ti-i-to y Ro-ci-i-to.

“38 palabras que solemos escribir con tilde y no la llevan”, visto en: http://www.fundeu.es/escribireninternet/38-palabras-que-solemos-escribir-con-tilde-y-no-la-llevan/; acceso: 16/1/2015

Nuevo diccionario histórico del español (NDHE)

Por Pilar Salas Quesada y Abelardo Torres Morcillo para: http://blogthinkbig.com/

Imagen

Durante los últimos años la Real Academia Española está inmersa en un proceso de modernización tecnológica para aprovechar todo el potencial que las nuevas tecnologías aportan a la difusión de los trabajos que realizan, explotar los recursos que la RAE atesora, agilizar y modernizar los métodos de trabajo internos, etc.

El Nuevo diccionario histórico del español (NDHE) es uno de los proyectos que está en curso y que resulta más innovador y ambicioso. El Instituto de Investigación Rafael Lapesa es el organismo de la Real Academia Española encargado de la redacción del NDHE así como de la preparación de los materiales para esta obra.
¿Qué es un diccionario histórico?

Es una obra que presenta, de modo organizado, la evolución del léxico de una lengua a lo largo del tiempo. Recoge información etimológica, morfológica, semántica y sintáctica, por lo que la convierte en un pilar fundamental para el estudio y conocimiento de una lengua en el plano de la evolución histórica.

Por otra parte, es importante destacar que no mira únicamente hacia el pasado del idioma, sino que es una pieza fundamental para alcanzar una mejor comprensión de los usos actuales de la lengua. Además, el estudio tanto sintagmático como paradigmático ayuda a comprender por qué una palabra cayó en desuso, cómo surgió la necesidad de tomar prestada una voz de otra lengua o cómo un lema ha ido sumando significados con el paso del tiempo. También se hace eco de las nuevas tendencias actuales tanto de formación de palabras nuevas como de importación de voces de otras lenguas, fruto de la necesidad de dar nombre a realidades contemporáneas.

Además, el NDHE está ilustrado con ejemplos reales de textos de todas las épocas y variedades del español —la mejor manera de mostrar el uso y evolución de las palabras—, y cada artículo va precedido por un resumen que explica el devenir de cada palabra a lo largo de su historia, desde su origen, su primera documentación y todos los significados que ha ido adquiriendo y tras qué procesos lingüísticos. Aspira a ser un diccionario total, con la modestia de todo el trabajo y el tiempo que supone llegar a culminarlo.
Diccionario electrónico relacional frente al diccionario en papel

Este diccionario ha sido pensado y diseñado, desde el principio, como un diccionario electrónico y relacional para poder ser consultado en Internet, con la ventaja de que supera las limitaciones que el formato tradicional de papel impone a la hora de plasmar toda la información que sobre una palabra se puede almacenar desde distintos puntos de vista de la misma, de las relaciones con otras, de su evolución a lo largo del tiempo, etc.

Uno de los fines perseguidos al presentarlo en red consiste en la posibilidad de ir ofreciendo al público, desde la web, los materiales listos para su publicación, sin esperar a la redacción final de toda la obra.

La primera muestra se presentó en agosto de 2013. En la actualidad, a pesar de proporcionar una consulta de gran potencia y versatilidad, se ofrece sólo una pequeña parte de las potencialidades que atesora. Conforme el proyecto va avanzando, descubrimos más posibilidades de consulta y navegación, por lo que cada vez que se publiquen artículos la herramienta de redacción habrá mejorado y, consecuentemente, la visualización final brindará más opciones de consulta e información. 

La informática y los últimos avances en software e interfaces para aplicaciones webposibilitan una consulta muy potente y alejada de la clásica búsqueda en diccionarios, con una perspectiva básicamente plana, es decir, diccionarios con una lectura en una sola dimensión, como son los de papel.

De esta manera, se podrá ver y consultar el diccionario no sólo como una serie de artículos independientes, sino como un todo constituido por artículos interrelacionados, lo que lo convierte en un auténtico diccionario multidimensional. El objetivo es dar cuenta de la rica red de relaciones que se teje entre las palabras de una lengua, sin que los usuarios sientan el vértigo de quedar atrapados en un enmarañado laberinto.

Las relaciones pueden establecerse entre acepciones de una misma palabra, atendiendo a los mecanismos que explican el cambio de sus significados a través del tiempo, así como entre las acepciones de distintas palabras o en virtud de las relaciones que establecen.

A su vez, a través de la etimología se establecen los árboles de familia (como se muestra en la imagen) y también están organizándose los grafos del esquema de las taxonomías. En los nuevos artículos, que se publicarán antes de que acabe 2014, serán navegables las informaciones referidas a los sinónimos, a las bases de derivación y entre homónimos o palabras con distinto étimo que, sin embargo, tienen entradas diferentes (por ejemplo, boomerang y bumerán).

Diccionario para todos los públicos

La finalidad es ofrecer una obra de consulta accesible no sólo al especialista, sino a cualquier persona interesada en la historia del léxico español; al usuario le corresponderá decidir el grado de complejidad de sus búsquedas, la cantidad de datos que desee manejar o el criterio por el cual se ordenarán los resultados.

Si perseguimos la satisfacción de cualquier tipo de usuario (y no sólo del filólogo que conoce a la perfección las características de este género lexicográfico), la variedad de modos de consulta, así como la capacidad de albergar multitud de datos y mostrarlos de forma escalonada, estableciendo relaciones entre las palabras o sus acepciones, es una tarea compleja que no habría sido posible sin el trabajo coordinado de informáticos y lexicógrafos para diseñar una herramienta que soporte toda esta información y gestión de datos, garantizando la comodidad, la rapidez, la fiabilidad y la seguridad del producto.

Un consultante podrá acceder al NDHE por distintos caminos. Los usuarios podrán determinar el orden en que quieren acceder a las acepciones (cronológico, por frecuencia de uso, lógico-lingüístico, geográfico…), desplegar la familia de palabras, las jerarquías taxonómicas o los diferentes sinónimos de cada acepción, etc.

La aplicación de visualización permitirá explotar la potencia relacional del diccionario, ofreciendo la posibilidad de navegar a través de las relaciones existentes entre artículos, acepciones (de un mismo artículo o de distintos artículos del diccionario), etc. En definitiva, el usuario que consulte el NDHE podrá bucear en él desde lo general hasta los detalles más pequeños guiado por la propia herramienta de visualización.

Otra novedad es que está interrelacionado con multitud de fuentes documentales, con la ventaja de que cualquier mejora tanto en el diccionario como en los corpus lingüísticos en los que se basa revierte automáticamente de uno a otro. De esta manera, la corrección de una fecha en un texto se actualiza automáticamente en todos los ejemplos que se usan de ese libro en el diccionario.

También, si recogemos un ejemplo de scurpión en el artículo de escorpión, aparecerá bien lematizada en los corpus cuando se busque por la forma moderna. Finalmente, la mejora en una acepción del diccionario revierte en todas las palabras de las obras que se usan como ejemplo en esa acepción.

En todo el proceso de elaboración del NDHE se ha tenido siempre en cuenta aprovechar al máximo las capacidades que la informática actual ofrece en todas sus áreas, como pueden ser bases de datos XML nativas o las últimas novedades para el desarrollo de interfaces gráficas para web, y de esta manera poder realizar undiccionario mucho más complejo y completo que los diccionarios tradicionales.

Todo esto, y mucho más, es posible gracias al firme y decidido propósito de la Real Academia Española en modernizarse y usar toda la potencia y facilidades que los últimos avances en las nuevas tecnologías proporcionan.

En el portal del Instituto de Investigación Rafael Lapesa se puede acceder a la última muestra del NDHE, así como a un importante número de recursos documentales en los que se basa el diccionario.